Fotos de antes y después de una liposucción para hombre

Unos buenos hábitos en alimentación y la práctica habitual de ejercicio físico podrán proporcionarnos buena salud, pero a nivel de estética, en ocasiones estas buenas prácticas no nos permiten deshacernos de la grasa localizada

La liposucción es un tratamiento de cirugía que permite eliminar el tejido adiposo excedente de áreas específicas del cuerpo para mejorar la imagen física del individuo.

Antes de una liposucción para hombre Antes
Después de una liposucción para hombre Después
Liposucción - Lipoescultura para hombre
Antes de una lipoescultura Antes
Después de una lipoescultura Después
Lipoescultura para hombre
Antes de una lipoescultura para hombre Antes
Después de una lipoescultura para hombre Después
Liposucción - Lipoescultura para hombre

¿Quién puede realizarse una liposucción masculina?

Para poder someterse a dicho tratamiento es indispensable contar con un buen estado de salud física y mental y un peso estándar con grasa localizada, que es la que desea eliminar. 

No se permite realizar esta cirugía a pacientes con cirugías recientes en la zona que se quiere modificar, pacientes con problemas de circulación o que padezcan algún tipo de patología cardíaca o respiratoria. De todas maneras, será el especialista quien determinará si finalmente el paciente es apto o no para la intervención. 

Para poder obtener los mejores resultados es primordial garantizar tanto la seguridad como el bienestar de nuestros pacientes y por eso, nuestros especialistas realizan un estudio exhaustivo del perfil e historial del paciente antes de cualquier intervención.

¿Cómo es el postoperatorio tras una liposucción masculina?

Al igual que ocurre con una liposucción femenina, el periodo postoperatorio es el momento clave para poder ver los resultados de la intervención de manera paulatina, pero para ello es importante seguir las directrices del especialista en cuanto a cuidados y recuperación. 

Cada persona puede experimentar resultados diversos durante esta etapa debido a que cada cuerpo y circunstancias son diferentes, sin embargo, en la mayoría de los casos, la recuperación es rápida y el paciente puede incorporarse al trabajo y a sus rutinas en cuestión de días. El malestar e incluso dolor es normal durante los primeros días tras la intervención. 

Además, es habitual que durante la primera semana aparezca cierta cantidad de suero rojizo en las heridas. El médico podrá prescribir masajes postoperatorios y drenaje linfático si lo considera necesario para el paciente. No será hasta pasados 6 meses que podremos ver ya los resultados finales de la liposucción, que es cuando habrán desaparecido por completo los hematomas y la inflamación.

Lee todas las opiniones