Fotos de antes y después de una liposucción de abdomen

Fotos de antes y después de una liposucción de abdomen: Abdomen

El abdomen es una de las zonas del cuerpo en las que con mayor frecuencia se produce la acumulación del exceso de grasa. Para eliminarla se puede recurrir a la liposucción abdominal que es la técnica para eliminar el exceso de grasa acumulada en el abdomen y que se resiste a desaparecer a pesar de la dieta y el ejercicio.

Antes de una liposucción del abdomen Antes
Después de una abdominoplastia mini en combinación con una reducción de pecho Después
Abdominoplastia mini en combinación con una reducción de pecho
Antes de una liposucción bajo el ombligo Antes
Después de una liposucción debajo del ombligo Después
Liposucción bajo el ombligo
Antes de una liposucción de abdomen Antes
Después de una liposucción de abdomen Después
Liposucción de abdomen

¿Qué es la liposucción de abdomen?

El objetivo principal de la liposucción abdominal es esculpir y mejorar la silueta. No es un tratamiento adecuado si deseas perder peso, reducir tu piel flácida, celulitis ni estrías. En ocasiones, si se quieren mejorar aún más los resultados de la liposucción abdominal, es recomendable completarla con una abdominoplastia para que el abdomen recupere del todo una apariencia normal y tersa.

¿Para quién es la liposucción de abdomen?

La liposucción de abdomen debe realizarse en pacientes, tanto hombres como mujeres, que mantengan un peso estable, en los cuales existan zonas con grasa depositada que no respondan a la dieta y el ejercicio. Además deben de tener una piel de buena calidad, sin apenas flacidez, ya que de lo contrario no se adaptará al nuevo contorno y quedarán colgajos que luego habrá que corregir con otra intervención de cirugía plástica.
No se trata de un tratamiento contra la obesidad. La liposucción de abdomen se trata de una técnica para moldear el cuerpo mediante la eliminación del tejido adiposo sobrante, aunque en muchas ocasiones se reinyectan partes del mismo en zonas donde puede ser necesario. 
Se recomienda no realizar este procedimiento en pacientes con patologías cardíacas, hipertensión arterial y diabetes descompensada, cáncer, enfermedades coagulopáticas, enfermedades renales o ateromatosis.

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras una liposucción de abdomen?

La mayor parte de los pacientes no tiene ningún tipo de dolor después de someterse a este tipo de intervención. Sin embargo, es probable que puedan experimentar algún tipo de dolencia o malestar debido a la anestesia que se aplica durante la cirugía. La anestesia que se aplica durante la intervención puede durar un día, por lo que el tejido y los músculos pueden sentirse rígidos o tensos durante ese tiempo. Si es necesario, el médico le recetará un analgésico.
El paciente puede volver a casa el mismo día de la intervención, aunque dependerá de la extensión o áreas tratadas en la cirugía. No es preciso realizar reposo tras esta cirugía, tan sólo es recomendable un reposo relativo evitando esfuerzos durante unos pocos días. 
Podrá volver a su actividad laboral en menos de una semana, pudiendo conducir sin problema, aunque debería evitar deportes de impacto o aeróbicos 3-4 semanas. Actividades más suaves así como ejercicios de abdominales se permiten a la semana de la intervención. 
Es frecuente sentir dolor los primeros días pero se controla con analgésicos. Son inevitables los hematomas, que duran las primeras 2-3 semanas en función del volumen de grasa extraído. Se debe evitar la exposición al sol hasta que desaparezcan los edemas. Habrá inflamación el primer mes, así como grados variables de edema 2-3 meses.
Algunas zonas pueden quedar acorchadas, permaneciendo sin sensibilidad o hipersensibles durante semanas, aunque remitirán gradualmente. Por ello es recomendable el uso de una faja de compresión especial durante un mes, evitar permanecer sentado o en pie durante demasiado tiempo, no realizar ejercicios que impliquen correr, saltar,etc. y caminar todos los días durante una hora, repartida en paseos de 20 a 30 minutos

Resultados de una liposucción abdominal

La recuperación de cualquier intervención abdominal es muy lenta y siempre serán necesarios varios meses hasta ver los resultados. Son de inestimable ayuda en la recuperación La fisioterapia, con drenaje linfático manual y masaje, puede acelerar el proceso de remisión de los efectos de la cirugía. Transcurrido un mes desde la liposucción abdominal se iniciará la realización de ejercicios para potenciar el tono muscular.

Consulta nuestros precios sobre liposucción abdominal para ver junto con tu cirujano si es el mejor tratamiento para ti. 

Lee todas las opiniones