Expuestas o con ropa, la mayoría de las personas, tanto hombres como mujeres, aspiran a conseguir una forma más contorneada y atractiva de muslos y piernas. Ciertamente, aunque la genética juega un papel importante en la forma de las extremidades inferiores, hay mucho que podemos hacer para mejorar y perfeccionar su aspecto.

Mostrar más fotos

que podemos hacer para mejorar y perfeccionar su aspecto. 

El cumplimiento de un régimen de ejercicio físico combinado con una dieta saludable y un entrenamiento cardiovascular y de fuerza es primordial para conseguir unas piernas de gran aspecto. 

Sin embargo, hay muchas personas para las que el exceso de grasa que se acumula en las piernas puede ser obstinado y resistente a una dieta saludable y al ejercicio. En estos casos, la cirugía estética puede ser la solución. La confianza que se obtiene al mejorar el aspecto de tus piernas puede ser inmensa.

Si no estás satisfecho con el contorno de tus piernas, la cirugía estética puede proporcionar un nivel de alivio que puede ser imposible de lograr de forma natural. Nuestros médicos en Wellness Kliniek Barcelona tienen una amplia experiencia en las técnicas de tratamientos estéticos para las piernas, y el primer paso en el contorno de estas es discutir tus objetivos durante una consulta.

Lipoescultura / Liposucción de piernas

Muchas personas, no importa cuánto entrenen, tienden a acumular grasa en las extremidades inferiores, principalmente los muslos o el resto de las piernas. Para las personas con una predisposición de nacimiento a tener más grasa en el tren inferior, esto puede convertirse en una fuente de emociones negativas, evitando que disfruten de su propia figura o que se sientan cómodas con ciertos tipos de atuendo.

La liposucción es una solución eficaz para este problema. Se trata de una intervención que se utiliza para remodelar las zonas con más acumulación de grasa, eliminando así las células que provocan este afeamiento. Aunque no es la zona más habitual, la liposucción también se emplea en áreas como los muslos o la parte superior de las piernas.

El procedimiento de la liposucción consiste en extraer células grasas de partes específicas de las piernas mediante un dispositivo mecánico. Esta intervención se realiza bajo anestesia local y con cánulas muy finas, lo que permite dañar menos la piel y reducir el riesgo de irregularidades. Además, las cicatrices resultantes son mínimamente visibles. 

En primer lugar, se introduce la cánula en cada sector de la zona de las piernas donde se desea eliminar la grasa. A continuación, se inyecta en la zona una mezcla de anestésico, un agente vasoconstrictor y una solución salina. Estas sustancias hacen que los vasos sanguíneos de la zona se contraigan, lo que hace que las células grasas liberen su contenido al torrente sanguíneo.

Posteriormente, este líquido se va a eliminar mediante un procedimiento de aspiración, a través de la cánula que se ha introducido previamente en el paciente y que está conectada a una máquina de aspiración.

La recuperación es muy rápida, y no limita en ningún caso la funcionalidad de las piernas. No obstante, es importante guardar cierto reposo según indicaciones médicas, pero enseguida podrás caminar sin problema. 

Cabe destacar que se trata de una operación que, si se siguen las indicaciones oportunas, ofrece un resultado permanente. La grasa localizada se elimina para siempre y solo se podrán acumular nuevos tejidos adiposos si se mantiene una mala alimentación y vida sedentaria.

Lifting de muslos

Si conoces a alguien que haya perdido mucho peso muy rápido, sabrás que la piel sobrante puede llegar a suponer un problema importante, especialmente en zonas como las piernas. Aunque la piel es elástica, si se pierde peso, y por lo tanto volumen, muy rápidamente, esa piel no tiene tiempo de volver a su sitio, dejándote con antiestéticos colgajos de piel suelta en varias zonas, incluidos los muslos. 

Un lifting de muslos, también conocido como cruroplastia, puede tratar este problema. En este procedimiento de lifting de muslos, unos de nuestros médicos en Wellness Kliniek Barcelona puede eliminar el exceso de grasa y piel de la parte interna y externa del muslo, y luego tensar la piel que queda, dejándote unas piernas de aspecto mucho más tonificado.

Para este procedimiento se realiza una incisión a lo largo de la línea donde la pierna se encuentra con la ingle, a continuación, se elimina el exceso de piel y grasa, se tensa la piel restante y se sutura la incisión. La intervención se lleva a cabo bajo anestesia general.

Posterior a la cirugía, el tiempo de recuperación de un lifting de muslos puede variar según el número de zonas del muslo que haya que tratar y la cantidad de piel y grasa sobrante que haya que eliminar. 

Deberás tomarte al menos dos semanas de descanso para recuperarte. En esta etapa será necesario que descanses y que evites moverte en la medida de lo posible. A las cuatro semanas, deberías ver desaparecer prácticamente todos de los hematomas y la hinchazón. Se te proporcionarán los cuidados postoperatorios adecuados para satisfacer tus necesidades y facilitar tu recuperación.

Dado que las zonas tratadas estarán vendadas después de la cirugía, es posible que no notes los resultados en un primer momento. Sin embargo, tan pronto como se retiren los vendajes, verás que la piel flácida y caída ha desaparecido, y que la piel se ha tensado de forma espectacular en la zona de los muslos. 

Una vez que los hematomas y la hinchazón hayan remitido por completo, podrás apreciar al 100% las ventajas de esta intervención para estirar la piel que funciona tan bien. Así mismo, es importante que los pacientes comprendan que la cicatriz forma parte de este procedimiento. 

Nuestros médicos ocultan muy bien cualquier cicatriz para que se puedan camuflar a la perfección con la ropa interior y trajes de baño. Eso sí, si quieres que tu piel se vea como nueva con el tiempo, es recomendable que evites que te de el sol en esa zona el primer año tras la operación.