La pérdida de cabello y la calvicie pueden ser una de las realidades más difíciles de envejecer para los hombres y, sin embargo, también es una de las más comunes. Aunque esta afección no se considera peligrosa desde el punto de vista clínico, la calvicie de patrón masculino puede afectar a la confianza, la autoestima y el sentido de la identidad del hombre, entre otros problemas de salud mental.

También conocida como alopecia androgenética, la calvicie masculina suele estar causada por una combinación de factores genéticos y hormonales. En pocas palabras, una hormona conocida como Dihidrotestosterona (DHT) cambia los folículos pilosos del cuero cabelludo, haciendo que los cabellos que producen se vuelvan progresivamente más pequeños, más cortos y más pálidos hasta que la producción cesa totalmente dejando parches de calvicie.

Lamentablemente, no existe una "cura" para este tipo de pérdida de cabello. Sin embargo, eso no significa que tengas que sentarte y dejar que ocurra. Afortunadamente, los hombres de hoy en día tienen muchas opciones diferentes para combatir los efectos de la calvicie de patrón masculino. 

Existen muchos tratamientos clínicamente probados, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, que pueden ayudar a ralentizar la caída del cabello, promover su rebrote y hacer que sea más grueso. 

En Wellness Kliniek Barcelona, nuestros médicos expertos te proporcionarán soluciones personalizadas para tus necesidades y preocupaciones capilares únicas y te guiarán sobre el mantenimiento del cabello para devolverte tu aspecto más saludable.

¿Qué tratamiento es el más adecuado para mi?

Si estás considerando la posibilidad de someterte a un tratamiento para la restauración capilar, es importante que estés bien informado durante toda tu experiencia. Los procedimientos para tratar la caída del cabello pueden tener efectos que cambien la vida de las personas que cumplen los requisitos. 

Los avances de la ciencia médica han hecho que los procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos sean más precisos y tengan un aspecto más natural que nunca, lo que le ofrece a los hombres más opciones a la hora de afrontar la caída del cabello.

Por desgracia, no todo el mundo es apto para todos los tratamientos. Así, lo mejor antes de elegir un tratamiento para la restauración capilar, es ponerte en contacto con Wellness Kliniek Barcelona. 

Uno de nuestros médicos no solo puede ayudarte a determinar qué procedimiento puede ser el más adecuado para ti, sino que también puede ayudarte a detectar cualquier afección médica que pueda estar contribuyendo a la caída del cabello. 

No existe una tecnología adecuada para todo el mundo. Por ello, el tratamiento para cada paciente es determinado teniendo en cuenta sus objetivos, necesidades únicas, estado de salud en general y tipo de cabello. En base a estos factores, se analizan las opciones y se elige la técnica que mejor se adapte a su estilo de vida.

Trasplante Capilar hombre en Barcelona

La cirugía de trasplante capilar para hombres es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo sugerido en casos avanzados de pérdida de cabello en los que se ha producido un gran adelgazamiento y el cuero cabelludo ha perdido un buen número de folículos y los métodos de tratamiento naturales no dan los resultados esperados. 

En Wellness Kliniek Barcelona, nos especializamos en la técnica de Extracción de Unidades Foliculares (FUE), la cual consiste en trasladar injertos capilares de una zona donante a las zonas de adelgazamiento del cuero cabelludo para darle un aspecto más completo. 

Este es uno de los procedimientos quirúrgicos más recientes para la restauración capilar. Se realizan microperforaciones para extraer folículos capilares individuales del cuero cabelludo y, a continuación, se implanta cada folículo en las zonas calvas. La técnica FUE da lugar a una redistribución más uniforme del cabello. 

Durante la intervención se toman entre 1.000 y 6.000 folículos pilosos individuales de la zona donante y se implantan en la zona de calvicie. Este tratamiento, en esencia "transporta" el cabello que no se ve afectado por la hormona DHT a la zona del cuero cabelludo que necesita cabello, dejando así un resultado natural, ya que es el propio cabello del paciente el que se utiliza.

Los nuevos folículos implantados pueden tardar de 2 a 3 meses en crecer de forma natural, por lo que el crecimiento puede ser desigual al principio. Aunque el tiempo de recuperación y los resultados de cada paciente pueden ser diferentes, la mayoría de los hombres ven un crecimiento natural del cabello alrededor de los 10 meses después del procedimiento.

Tratamiento capilar PRP para hombres

El tratamiento capilar con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una terapia popular no invasiva para restaurar los folículos pilosos sanos. El PRP utiliza la sangre del propio paciente, que tiene un volumen altamente concentrado de plaquetas repletas de factores de crecimiento. 

Esto ayuda a revitalizar los folículos pilosos, a mejorar la cantidad de vasos sanguíneos pequeños cerca del lugar de la inyección, y a impulsar el crecimiento de nuevos cabellos.

El PRP incluye factores de crecimiento como el Factor de Crecimiento Epidérmico para mejorar la formación de células, colágeno y vasos sanguíneos, el Factor de Crecimiento de Fibroblastos para ayudar en el desarrollo de células especializadas, y el Factor de Crecimiento Similar a la Insulina que actúa como regulador de proteínas para las células, entre otros. 

Estos factores de crecimiento, cuando se inyectan en el cuero cabelludo, pueden revitalizar rápidamente los folículos pilosos, y dar lugar a un nuevo y excitante crecimiento del cabello sano.

Los pacientes con zonas de adelgazamiento, pero no totalmente calvas, serían los mejores candidatos. También los pacientes que no quieren considerar el trasplante de cabello como remedio, sino que quieren que el cabello vuelva a crecer de forma natural, son también los candidatos para el PRP. 

Dado que el plasma procede directamente de la sangre del propio paciente, los tratamientos con PRP son bien tolerados por el organismo, con pocos o ningún efecto secundario. Los resultados de la terapia pueden empezar a verse a partir de los 2 meses, pero es más evidente entre los 5 y 8 meses y seguirá mejorando hasta un año después del tratamiento.