Anestesia general - Sedación intravenosa - Anestesia regional - Anestesia local

La anestesia es la insensibilidad al dolor inducida artificialmente mediante la administración de gases o la inyección de medicamentos antes de un procedimiento quirúrgico. Cualquier tipo de anestesia se administra para mantener al paciente en un estado de confort y sin dolor.

Existen 4 tipos de anestesia: 

  • Anestesia general:
    La anestesia general es el nivel más elevado de sedación. Existen una amplia variedad de tipos y niveles. Mientras esté bajo los efectos de la anestesia general, estará completamente inconsciente y muchas funciones corporales (por ejemplo, la respiración) necesitará asistencia artificial.

  • Sedación intravenosa:
    Dependiendo del procedimiento, el nivel de sedación puede variar desde mínimo (se sentirá somnoliento pero podrá hablar) hasta profundo (completamente dormido). La diferencia con la anestesia general es que la respiración puede ser lenta pero el paciente nunca dependerá de la respiración artificial. A las pocas horas después del procedimiento el paciente recobrará la consciencia y se habrá librado de los efectos secundarios y las complicaciones de la anestesia general.

  • Anestesia regional:
    La anestesia regional es un tipo de sedación que adormece grandes partes del cuerpo (es decir, de la cintura para abajo) manteniendo al paciente totalmente consciente. Este tipo de anestesia incluye la anestesia raquídea y epidural, que son poco utilizados en la cirugía estética.

  • Anestesia local:
    La anestesia local es una inyección única de medicamento que adormece una pequeña parte del cuerpo mientras paciente está completamente despierto y consciente. Este tipo de anestesia se utiliza normalmente para cirugías menores (menos invasivas) o en combinación con otro tipo de anestesia.

La importancia del ayuno antes de ser sometido a la anestesia

Si has comido, existe la posibilidad de que el líquido gástrico entre en los pulmones cuando esté anestesiado. Por lo tanto, siempre debe tener el estómago vacío si se le va a aplicar una sedación intravenosa o un anestésico general. Está estrictamente prohibido comer, beber o fumar durante las ocho horas antes de la cirugía.