Fotos aumento de pecho con grasa propia

El aumento de pecho con grasa propia o lipofilling mamario es una alternativa segura al aumento de pecho con implantes. El procedimiento consiste en colocar en la glándula mamaria microinjertos de grasa, con la finalidad de conseguir un volumen natural. Además, esta grasa procede de otras zonas donantes de la propia paciente. 
Esta técnica se puede realizar tanto con fines estéticos como reconstructivos para corregir defectos derivados de un traumatismo, una cirugía previa o una mastectomía. Consiguiendo de esta manera unos pechos firmes y bonitos, sin perder ni un ápice de su naturalidad.

Antes de un aumento de pecho con grasa propia Antes
Después de un aumento de pecho con grasa propia Después
Aumento de pecho natural
Antes de un aumento natural de los senos Antes
Después de un aumento natural de los senos Después
Lipofilling de ambos senos
Antes de un lipofilling de pecho Antes
Después de un lipofilling de pecho Después
Aumento natural del pecho con transferencia de grasa.
Antes Antes
Levantamiento de pecho + lipofilling Después
Levantamiento de pecho + lipofilling

¿Para quién es el aumento de pecho con grasa propia?

El aumento de pecho con grasa propia está indicado para mujeres que deseen un pequeño aumento de senos con un resultado totalmente natural. Este tratamiento también es ideal para las pacientes que no quieran ser portadoras de una prótesis mamaria. El objetivo principal de esta operación es lograr un equilibrio óptimo cuando los pechos son claramente asimétricos. 
Con el aumento de pecho con grasa propia podremos conseguir un aumento discreto o moderado de pechos siempre y cuando la paciente disponga de suficiente grasa en otras partes del cuerpo. Principalmente esta grasa se extrae de las piernas, abdomen o caderas. Por tanto, es evidente que está contraindicada en pacientes sin grasa corporal. También en mujeres que desean un aumento mayor a dos tallas ya que el lipofilling es entonces un método insuficiente, por lo que es mejor recurrir a otro tipo de intervención.  
Antes de decidir si quieres someterte a una intervención de lipofilling mamario, podrás tener una consulta con nuestros especialistas  en la que podrás explicarles tu caso particular y tus expectativas. También nuestro equipo resolverá cualquier tipo de duda que tengas sobre todo el procedimiento. Es importante tener en cuenta, antes de someterte a una operación de este tipo, que los resultados varían en función de cada paciente, ya que cada cuerpo es diferente.

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras una operación de aumento de pecho con grasa propia?

La recuperación de aumento de mamas con grasa propia es casi indolora y muy rápida, ya que se trata de un procedimiento poco agresivo. De hecho al día siguiente de la intervención puedes hacer vida completamente normal evitando esfuerzos, para así evitar la reabsorción de la grasa. 
Sin embargo, la zona de las mamas necesitará reposo y unos cuidados convenientes. Por ejemplo, no fumar ni beber alcohol, no dormir boca abajo, evitar golpes en las mamas, etc. Como tras cualquier cirugía, hay que cuidar las pequeñas heridas durante las primeras semanas. En la zona de la intervención es recomendable llevar durante 6 semanas un sujetador deportivo. La recuperación completa llegará en un período de 4 a 7 días dependiendo de cada paciente.

Para más información sobre nuestro tratamiento, consulta nuestros precios de aumento de pecho con grasa propia.