¿Me quedarán cicatrices tras una ginecomastia?

¿Me quedarán cicatrices tras una ginecomastia?

La ginecomastia afecta a muchos hombres, es por ello que, es uno de los motivos más frecuentes de consulta e intervención entre personas de 18 a 40 años. Se trata de una sobre evolución de las glándulas mamarias en varones. Y, tras decidirse a llevar a cabo la intervención, la pregunta más frecuente que el paciente se hace es ‘¿me quedarán cicatrices? En este post respondemos a tus dudas.

blog 19/05/2022

Lo limitante de sufrir ginecomastia

Es normal que, si sientes que tu pecho masculino es más voluptuoso de lo normal quieras terminar con el problema sin que queden marcas de la existencia de este. En muchos casos, este problema limita la vida diaria de la persona que lo sufre, a la hora de vestir o de hacer tareas como ir al gimnasio o a la piscina.

Por suerte, en la mayor parte de intervenciones de ginecomastia, si no existe ningún tipo de complicación, los resultados acostumbran a ser favorables y el volumen en el pecho desaparece sin cicatrices aparentes. Aun así, hay muchos factores a tener en cuenta.

 

¿Cómo es el preoperatorio?

Cada proceso antes, durante y después de la operación es importante, pero vamos a poner el foco en el momento previo a la operación de ginecomastia. Es un proceso esencial en el que el cirujano valorará en profundidad tu caso, y medirá tu anatomía para adaptar la operación lo máximo posible a tu cuerpo y evitar así que surjan problemas en el proceso operatorio o postoperatorio. De este modo, se determinará cuál es el tratamiento más adecuado para tus mamas. Es común, además, que se lleve a cabo una ecografía mamaria para conocer el estado de las glándulas mamarias. 

En este proceso de la operación se pactará el resultado con el paciente y se determinará el precio de la intervención. Además, se mirará el estado de salud del paciente para determinar si está preparado para ser intervenido. Para empezar con este proceso y ponerte en las mejores manos, pide una cita en Wellness Kliniek Barcelona para realizar una consulta y que valoren tu caso.

 

Posibles tratamientos

Hay dos tipos de tratamientos para una ginecomastia dependiendo del tipo de Ginecomastia que se vaya a tratar. Si se trata de una pseudoginecomastia o una ginecomastia sin tejido glandular, es decir, que es una acumulación de grasa en la zona de la mama del paciente, suele poderse tratar con una liposucción. 

Este tratamiento se hace con una incisión muy pequeña por la que se aspira la grasa sobrante, por lo que, no debería quedar cicatriz, y en el caso de que quedara algún mínimo resquicio, sería muy pequeña.

Si por el contrario se trata de una ginecomastia con tejido glandular, es importante eliminar el tejido junto a la grasa sobrante.  Para ello, se realiza una incisión cerca de la aureola y se extrae la glándula mamaria. En este caso, la cicatriz se disimula con el pliegue entre la mama y la aureola.

 

¿Cómo es el postoperatorio?

Si bien el preoperatorio es importante, el postoperatorio es vital para el cuidado de la zona donde se ha llevado a cabo el tratamiento. 

Después de una intervención de ginecomastia es necesario llevar una faja elástica en la zona para evitar que la zona se inflame de más y para favorecer la adaptación de la piel a la nueva forma del pecho. 

Por este motivo, tampoco se puede llevar a cabo ejercicio físico ni sobreesfuerzos ni realizar ejercicios de brazos durante la primera semana. Se podrá reanudar la rutina de entrenamientos una vez pasada las primeras semanas y cuando ya se haya asentado la zona y bajado la inflamación.

Después de esta operación la zona del pecho suele presentarse inflamada y en muchos casos presentar hematomas, por lo que es normal sentir molestias o incluso dolor en la zona del pectoral hasta el abdomen. Para evitarlas, se prescribirán antiinflamatorios y analgésicos tras la operación para hacer las molestias más ligeras o, incluso, inexistentes.

Podrás empezar a hacer vida normal al día siguiente de la operación. Ducharse, comer o trabajar en oficina no deberían ser problema tras la operación, pero recuerda que la zona puede presentar molestias o hinchazón, por lo que es recomendable tomarse unos días de descanso tras la cirugía.

 

Resultados sin cicatrices

Además de lo ya mencionado, recuerda que tomar el sol puede hacer que tus cicatrices sean más visibles, por lo que se recomienda no tomar el sol durante los seis meses siguientes a la intervención o, si es inevitable, utilizar protector solar de 50 o más SPF. De esta manera, evitarás los cambios de color en la zona y las malas cicatrizaciones provocadas por la luz solar.

 

¿Resultados permanentes?

Dependen del tratamiento utilizado. En el caso de la ginecomastia sin tejido glandular, si se lleva a cabo una liposucción, hay que tener cuidado y llevar una vida saludable y hacer deporte para que el cuerpo no vuelva a generar grasa localizada en el pecho. En el caso de una ginecomastia con tejido glandular, al eliminar la glándula mamaria, el problema se elimina para siempre.

 

Echa un vistazo ya a Wellness Kliniek Barcelona y pide tu primera cita. ¡Atrévete a eliminar el problema con un tratamiento de ginecomastia!