Fotos de antes y después de un lipofilling facial

Con frecuencia, el rostro está expuesto a diferentes factores externos como el envejecimiento o el aumento de peso, que provocan que aparezcan acumulaciones de grasa facial que no siempre resultan favorables Para solucionarlo se puede realizar una intervención conocida como lipofilling facial.

Esta intervención produce como resultado una armonización de las proporciones faciales y por lo tanto un embellecimiento. Es posible aumentar unos pómulos aplanados, hacer más prominente un mentón pequeño o definir una mandíbula poco desarrollada o que presenta signos de flacidez.

¿Para quién es el lipofilling facial?

El paciente apto para esta cirugía debe tener las mejillas grasas y cara redonda, contorno mandibular mal definido y/o papada. El lipofilling facial se deshace del exceso de adipocito responsable de la forma redondeada del rostro. Se requiere una elasticidad cutánea adecuada. 

La intervención no está del todo justificada en pacientes con sobrepeso ya que el rostro adiposo, con una nutrición y actividad física adecuadas, podría mejorar sin cirugía. Será  necesario comprobar si la piel del rostro y cuello es lo suficientemente elástica para garantizar el ajuste sobre los nuevos volúmenes. 

Durante el examen médico se indicarán las características de la imperfección que generan más malestar. Recibirás información sobre los efectos del lipofilling en el rostro para comprobar si los resultados esperados son compatibles con tus expectativas.

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras un lipofilling facial?

La mayoría de los pacientes se recuperan del lipofilling rápidamente. Las actividades diarias normales se pueden reanudar después de un promedio de una semana. Durante este tiempo tendrás que reducir los movimientos de la cabeza. Las actividades deportivas ligeras se pueden reanudar después de dos semanas, pero considerando cualquier edema residual.

Tras la intervención es de esperar que el área tratada presente inflamación, retención de líquidos e incluso hematomas durante un periodo de 2-3 semanas. Te recomendamos llevar una faja de compresión para reducir la inflamación y comprimir la piel en la zona liposuccionada. Deberá tomar los medicamentos recetados y seguir cuidadosamente las pautas de comportamiento postoperatorio.

El lipofilling facial ofrece excelentes resultados para quienes recurren a ella para eliminar la adiposidad localizada. Los contornos de la cara se simplifican y la imagen general se vuelve más armoniosa y dinámica. Como todas las intervenciones de lipofilling, el resultado debe considerarse definitivo con la aclaración de que importantes ganancias de peso pueden influir negativamente en el resultado obtenido.

Lee todas las opiniones