Los pómulos son un rasgo muy importante de la parte media de la cara y las personas bendecidas con unos pómulos llenos y curvos suelen tener un aspecto más juvenil y radiante. Sin embargo, a medida que envejecemos, los pómulos pierden volumen, se aplanan y caen, lo que hace que uno parezca envejecido y cansado.

Mostrar más fotos

Además, los pómulos sin volumen y caídos conducen a la formación de la papada, la flacidez alrededor de la zona de la barbilla, y a los pliegues nasolabiales, la línea que va desde la esquina de la nariz hasta la comisura de los labios. Todos estos cambios en la piel caída agravan aún más el aspecto de envejecimiento.

Por lo tanto, restaurar el volumen y mejorar el aspecto de los pómulos con tratamientos cosméticos es necesario cuando queremos rejuvenecer el rostro. Los procedimientos estéticos, invasivos y no invasivos, se pueden utilizar para añadir volumen a los pómulos, levantando la piel y restaurando la forma mientras se añade altura a los mismos. 

En general, los pómulos altos y el canon de belleza universal suelen ir de la mano. Además de embellecer la zona de las mejillas, los tratamientos estéticos en la parte media de la cara pueden ayudar a mejorar parte de la flacidez de la piel que afecta a la parte inferior de la cara.

¿En qué consiste la corrección y mejora de pómulos?

Los pómulos son una parte importante de la cara porque proporcionan definición y enmarcan otros rasgos faciales. Con el tiempo, las almohadillas de grasa, que normalmente sostienen la piel subyacente y añaden contorno a nuestro rostro, comienza a aplanarse y a migrar hacia abajo, dando lugar a un aspecto cansado y demacrado.

Para ayudar a combatir estos efectos, los tratamientos de corrección y mejora de los pómulos están disponibles en Wellness Kliniek Barcelona. Estos tratamientos son ideales para mejorar la estructura ósea de una persona o para aquellos que han perdido volumen en la parte media de la cara debido al envejecimiento. 

Estos procedimientos estéticos son muy eficaces para definir los contornos de los pómulos, corregir la pérdida de volumen y suavizar el aspecto de los pliegues profundos que se desarrollan a partir de esta pérdida de volumen, como los pliegues nasolabiales. 

Un beneficio adicional de la medicina estética para esta zona de la cara es que crea una sombra natural debajo de los pómulos, haciendo que el rostro parezca más delgado. Además, los tratamientos de corrección y mejora de pómulos son procedimientos relativamente indoloros con un tiempo de inactividad mínimo. 

Cada tratamiento es diferente y se aplica en función de la anatomía y la estructura facial de cada paciente, para abordar las preocupaciones individuales y el resultado estético deseado.

En resumen, los tratamientos para los pómulos pueden conseguir lo siguiente:

  • Restaurar el volumen y el contorno de la parte media de la cara y dar a los pómulos una proyección más juvenil.
  • Ayudar a levantar los pliegues nasolabiales caídos y la papada.
  • Aumento de pómulos.

Rellenos de pómulos con Ácido hialurónico

Los rellenos dérmicos con ácido hialurónico son la forma perfecta y no invasiva de realzar tus pómulos y dar a tu rostro una estructura y un aspecto más juvenil. 

Realizados por nuestro equipo de profesionales médicos altamente cualificados tras una consulta inicial para discutir tus necesidades, los rellenos dérmicos que contienen ácido hialurónico se inyectan cuidadosamente en tu piel para rellenar la piel y las arrugas. El resultado es un rostro de aspecto naturalmente más joven y una piel más fresca.

Antes de realizar el tratamiento, se aplica una crema anestésica recetada en los puntos de inyección. Una vez que la crema anestésica haya hecho efecto, entre 15 y 20 minutos aproximadamente, se inyecta el relleno con ácido hialurónico en los lugares precisos a mejorar. 

El procedimiento completo dura unos 30 minutos. Los resultados se pueden ver inmediatamente, y suelen durar una media de 12 a 18 meses después del tratamiento. Sin embargo, cada paciente experimentará resultados diferentes, ya que la estructura corporal y facial de cada persona es única.

Los rellenos dérmicos no requieren tiempo de inactividad, por lo que la mayoría de las personas son candidatos ideales, tanto hombres como mujeres. Los pacientes pueden retomar sus actividades habituales inmediatamente, pero deberán evitar el ejercicio físico intenso, la aplicación de maquillaje y la ingesta de alcohol durante las 24 - 48 horas posteriores al procedimiento.

Este tratamiento es adecuado para cualquier persona que experimente el efecto de flacidez de la piel envejecida en la zona media de la cara, ya que a medida que envejecemos, la grasa de nuestro rostro disminuye y migra hacia abajo; los rellenos dérmicos rellenan los pómulos y les dan un aspecto más joven.

Malarplastia

Una malarplastia, o aumento de pómulos con implantes, es un procedimiento popular que se realiza normalmente para las personas que quieren mejorar la apariencia estética de su cara y restaurar una expresión juvenil natural. La zona de las mejillas se mejora mediante la inserción de un implante de silicona, clínicamente aprobado, sobre la estructura ósea existente. 

El implante de silicona rellena el volumen que falta y proporciona apoyo al músculo y la grasa. La reposición del volumen perdido en los pómulos también ayuda a elevar la piel y el músculo caídos que se encuentran debajo de los mismos. 

Como resultado, las líneas de marioneta alrededor de la boca se suavizan y las líneas de la sonrisa alrededor de la nariz se vuelven menos prominentes. Con la mejora, la zona de los pómulos se convierte en un punto de atracción facial más prominente tanto para hombres como para mujeres. Los implantes de pómulos son una adición permanente que se siente suave y natural al tacto.

El procedimiento de implante de pómulos es mínimamente invasivo y suele tener enormes resultados en la mejora de los pómulos, la restauración de una apariencia juvenil, y la reducción o la eliminación potencial de la necesidad de un lifting facial.